15 de noviembre de 2020

Sanción y multa para Júnior Fernández por dar una patada al monitor del VAR

Por TePResentoDeportes

Por: Yolymar de Jesús Pérez

La decisión fue tomada el pasado viernes, aunque el incidente ocurrió en agosto

El portero paraguayo Roberto Júnior Fernández fue castigado con tres partidos de sanción y una multa de 4.860 dólares, tras dar una patada a la cabina del VAR dentro del campo en un partido del campeonato Brasileño.

Fernández derrumbó el monitor del impacto.

La denuncia, formulada por la Procuraduría de la Justicia Deportiva, resaltó que el equipo del VAR se perjudicó y los gastos incurrían en 9.500 dólares. “El equipo fue damnificado, su protección externa y la pantalla arañados, la conexión de entrada de la señal fue quebrada y, luego de varias pruebas será necesaria su sustitución por un nuevo equipo que deberá ser importado desde Inglaterra”, dictó la multa.

Asimismo, se dictaminó una querella y sanción por violar el artículo 219 del Código Brasileño de Justicia Deportiva.

El reglamento establece una suspensión de 30 a 180 días y una multa de entre $18,30 y $18.300 por provocar daños en estadios, sedes o dependencias de entidades deportivas. La Procuraduría de la Justicia Deportiva defendió la sanción tal y como fue propuesta.

El jugador del Botafogo y el club acataron la decisión del Superior Tribunal de Justicia Deportiva, por lo que Fernández tendrá que “resarcir a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por los daños causados al equipamiento” del videoarbitraje. Según la Procuraduría, si el club no hubiera aceptado la sanción, Fernández pudo haber enfrentado un castigo mayor.  

Como una obligación, el portero debe grabar un video donde pueda retractarse de su acto. En la grabación, que realizó el mismo día de la situación, el 29 de agosto de 2020,  Fernández expresó, “Me gustaría pedir disculpa a la comisión arbitral y a todos los árbitros de todo Brasil por el incidente que tuve con el VAR. Fue una mala decisión. Jamás fue mi intención derribar la cabina”. Su reacción no fue aceptada por la Procuraduría.

El incidente ocurrió luego que finalizó el partido y el VAR anulara dos goles para su equipo. El Internacional prevaleció en el encuentro (2-0) en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro.

El enojo del portero respondió a dos supuestos fallos del método de revisión arbitral que habrían perjudicado al Botafogo y que, de acuerdo a la visión de algunos jugadores del club carioca, fueron determinantes en el resultado.

El guardameta añadió en sus excusas, “Respeto a todos los profesionales que trabajan como árbitros en Brasil, en todas las categorías. Sé que el VAR es una herramienta nueva, que está siendo usada en el mundo entero y vino para quedarse y ayudar al fútbol. Aún nos estamos acostumbrando, pero nuevamente pido disculpas”.