25 de noviembre de 2020

Llega el Madrid que se extraña

Por TePResentoDeportes

Por: Yolymar de Jesús Pérez

El equipo de Zidane despierta ante el Inter y domina el partido de forma contundente sin Sergio Ramos ni Benzema

Un Madrid imparable. El equipo de Zidane, el mismo que se enfrentó ante el Villarreal, nació de nuevo. En el minuto siete ya el partido estaba 1-0 con un penalti de Hazard. Pero tan pronto entró Rodrygo y tocó el balón, el tablero marcó 2-0. Tremendo centro de Lucas Vázquez y remate sin miedo del brasileño.

El conjunto blanco que jugó sin su capitán Sergio Ramos ni Benzema, dominó la gran mayoría de los minutos. Con ansias locas de ganar esos tres puntos importantes, que los posiciona en el segundo puesto de su grupo en la Champions, la defensa del Madrid no permitió que los delanteros del Inter de Milán; Lukaku ni Lautaro llegaran a Courtois. Nacho- cuestionado en muchas instancias- y sus compañeros actuaron semejantes a bloques de hierro. Bloqueos y dominios por doquier permiten la primera victoria en el estadio Giuseppe Meazza.

La suerte del 11 blanco, que venía con bajas y con dudas de lo que hoy les deparaba, no dependió de las dos tarjetas amarillas y, por ende expulsión, de Arturo Vidal en la primera mitad por protestar con el árbitro. Sino que fue parte de su táctica. Parte del plan de Zinedine Zidane.

Entre robos muy rápidos, posesiones largas y concretas, acertar los pases entre compañeros, y el paradón del guardameta blanco en el minuto 81, el Madrid no posibilitó que cambiara el marcador para el Inter, y menos con solo diez jugadores.  Al contrario, ahora el equipo de Conte queda fuera de los octavos de finales de la Champions y peleará con el Shakhtar el billete para la Europa League.

En sus áreas todos han protagonizado el partido, pero Kroos manejó su espacio sin temor y cada pase finalizaba en ocasiones claras.

Las críticas a Lucas Vázquez por su ejecución ante el Villarreal se asomaron, pero en este partido disparó fuertemente con deseo de subir el marcador, y el balón se estrelló en el lateral de la red. Este tiro pudo haber cambiado el ritmo del juego, pero lo que evidentemente cambió fue la opinión de sus seguidores.  

Las ejecuciones tanto de Luka Modrić como de Lucas Vázquez merecen que les digan “vaya que partidazo”. Ambos intentaron llegar a Handanovic.

El Madrid que se extrañaba llegó con fuerzas y a darlo todo en la casa de los milanos. Sin duda la victoria le huele a los octavos de finales.